Sunday, July 11, 2021

Juan del Encina

Juan del Encina (12 de julio de 1468 – 1529 ó 1530) fue un compositor, poeta y dramaturgo español.


Querría no dessearos

Querría no dessearos
Francisco Ribera, Sueño entre redes

y dessear no quereros,
mas, si me aparto de veros,
tanto me pena dexaros
que me olvido de olvidaros.

Si os demando galardón
en pago de mis servicios,
daysme vos por beneficios
pena, dolor y passión,
por más desconsolación.

Y no puedo desamaros
aunque me aparto de veros,
que si pienso en no quereros
tanto me pena dexaros
que me olvido de olvidaros.

Góngora

Luis de Góngora y Argote (11 de julio de 1561 – 24 de mayo de 1627) fue un poeta lírico español del Barroco. Es uno de los más importantes poetas españoles y se caracteriza por su llamado "culteranismo".


John Michael Wright, Lady with a golden dress
  
A una dama vestida de leonado.

Del color noble que a la piel vellosa
De aquel animal dio naturaleza
Que de corona ciñe su cabeza,
Rey de las otras, fiera generosa,

Vestida vi a la bella desdeñosa,
Tal, que juzgué, no viendo su belleza
(Según decía el color con su fiereza),
Que la engendró la Libia ponzoñosa;

Mas viéndola, que Alcides muy ufano
Por ella en tales paños bien podía
Mentir su natural, seguir su antojo,

Cual ya en Lidia torció con torpe mano
El huso, y presumir que se vestía
Del nemeo león el gran despojo.


Friday, July 9, 2021

Flores

Al tramontar del sol la ninfa mía,
de flores despojando el verde llano,
cuantas troncaba la hermosa mano,
tantas el blanco pie crecer hacía.

(Luis de Góngora)

(Haruyo Morita)

Sunday, July 4, 2021

Amazonas

En equitación, « monter en amazone » significa que el jinete cabalga con ambas piernas de un mismo lado del caballo. Durante siglos esta ha sido la única manera “decente” en que una mujer podía montar a caballo. Puesto que las faldas largas dificultaban de cualquier manera el que una mujer montara, se desarrolló una silla especial que permitiera manejar el caballo, aun teniendo ambas piernas del mismo lado. Se atribuye a Catalina de Medicis el diseño que mejoró la silla.


Lord Goring. - ¡Qué fastidio! No encuentro con quién hablar en esta casa. Y estoy repleto de informaciones de interés. Me siento como si fuese la última edición de tal o cual órgano. 
James. - Sir Robert está aún en el Foreign Office, milord.
Lord Goring. - ¿Lady Chiltern no ha bajado todavía?
James. - Su Señoría no ha salido aún de su habitación. Miss Mabel acaba de volver de un paseo a caballo.
Lord Goring. -  ¡Ah! Eso, ya es algo.
(Oscar Wilde, El marido ideal)




Debería haber comenzado por describir la comitiva. Don José Miguel no era el único de poncho, o mejor dicho, muy pocos iban sin él, aunque algunos de los jóvenes lo llevaban alrededor de la cintura en vez de cubrir con él sus hombros. Casi todos usaban monturas chilenas, con un gran número de alfombras y pieles, Las señoras montaban sillas inglesas. La generalidad de ellas vestia casacas de color, largos vestidos blancos y sombreros adornados con flores; dos llevaban pequeños sombreros de teatro con plumas y ricos vestidos de seda: solo mi criada y yo teniamos sencillas y serias amazonas.

(Maria Graham, Diario de su residencia en Chile)








Con este incidente hubo un cambio en la posición de cada jinete, y ora fuese efecto de la casualidad, ora de un movimiento intencional, Leonor se encontró de repente al lado de Rivas; y Matilde, que trataba de contener los movimientos de su caballo, oyó a su lado la voz de San Luis que la saludaba.
-Aquí estamos mal -dijo Leonor a Martín-. ¿,Le gusta a usted galopar?
-Sí, señorita -contestó Rivas.
-Sígame entonces -repuso Leonor, volviendo su caballo hacia el sur.
Alberto Blest Gana, Martín Rivas)


"Rotten Row" es una corrupción de Route du Roi, o Camino del Rey, y es ahora una escuela de equitación. Los caballos son espléndidos y los hombres, especialmente los caballerizos, saben montar, pero las mujeres lo hacen muy tiesas, y además saltan, lo cual no se ajusta a nuestras normas. Me moría por mostrarles lo que es un galope americano realmente arrollador, pues ellas no hacían más que trotar del modo más solemne y aburrido del mundo, con sus trajes ajustados y sombreros de copa, que les daban el aspecto de las mujeres de un arca de Noé de juguete.
(Louisa M. Alcott, Las mujercitas se casan)



En aquel momento llegó junto a ellos el viejo cochero, que había estado aguardando cerca con su caballo; Fanny montó en el suyo y ambos partieron atravesando el parque en otra dirección... sin que en ella disminuyera su desazón al darse vuelta y ver a los otros dos, caminando juntos por la pendiente de la colina hacia el pueblo; ni le hicieron mucho bien los comentarios de su acompañante sobre las excelentes disposiciones de miss Crawford para amazona, cosa que el hombre había estado observando casi con tanto interés como ella misma.
––¡Da gusto ver a una mujer con tanto arrojo para montar! ––decía el buen hombre––. Jamás conocí a otra que se mantuviera tan bien a caballo. Parece que no tenga ni idea del miedo. 
(Jane Austen, Mansfield Park)


Al ver el coche, los jinetes apresuraron el andar de sus caballos. Delante, al lado de Veselovsky, iba Ana, que llevaba con paso tranquilo su caballo inglés, pequeño y fuerte, de crines y cola cortas. La hermosa cabeza de Ana, con los cabellos negros, que desbordaban del alto sombrero, sus hombros rectos, el talle fino, su actitud tranquila y graciosa, formaban una bonita estampa de amazona que, a la vez que la admiraron, llenaron a Dolly de sorpresa.
En el primer momento le pareció algo inconveniente que Ana montara a caballo. Daria Alejandrovna consideraba aquello como una coquetería que no iba bien con su situación. Pero, cuando la vio de cerca, rectificó aquel juicio. Era todo tan sencillo, tranquilo y digno en la figura y la actitud de Ana que nada podía resultar más natural.
(Leon Tolstoi, Ana Karenina)



Era allí donde tenían que ir a buscarla la mayoría de las veces. Si no la encontraban allí, era porque su fantasía la impulsaba a perderse en las florestas del jardín, ya sola, ya acompañada de la señora Bess, a menos que estuviera recorriendo a caballo los campos de los alrededores, seguida siempre por el no menos fiel Partridge, que tenía que espolear al suyo para no quedarse rezagado de su joven ama.

(Julio Verne, El rayo verde)

Saturday, July 3, 2021

Témpanos

,





Y sobre el agua azul el caballero
Lohengrin; y su cisne, cual si fuese
un cincelado témpano viajero.
(Rubén Darío)




 


Un témpano es, en el sentido más común de la palabra, una masa de hielo flotante, plana y delgada, desprendida de una masa de hielo más grande. La palabra que mejor describe una gran masa de hielo flotante en el océano, es el extranjerismo iceberg,  (ice=hielo berg=montaña) ya que la definición que da de témpano el diccionario castellano, no es específica y contiene otras seis acepciones de muy diferente significado.
Las palabras témpano de hielo se usan en sentido figurado para describir a una persona fría, falta de sentimientos y nada expresiva en lo afectivo.

william bradford entre los hielos
William Bradford, Entre los hielos
                         
El cataclismo que en el comienzo del mundo bifurcó el canal Beagle en sus dos brazos, el noroeste y el suroeste, dejó como extraño punto de ese ángulo a la Isla del Diablo, donde los remolinos de las corrientes de los tres canales hacen muy peligrosa su travesía, de tal manera que los navegantes han llegado a llamarla con ese nombre espantable.
Y ahora tenía una sorpresa más: allí rondaba la siniestra mole blanca del témpano que llevaba a su bordo un fantasma que aterrorizaba a los navegantes de la ruta.
Pero pasamos sorteando la entrevesada corriente, sin avistar el extraño témpano.
—¡Son patrañas! —exclamó el patrón Fernández, mientras evitábamos los choques de los pequeños témpanos que como una curiosa caravana de cisnes, pequeños elefantes echados, góndolas venecianas, seguían a nuestro lado.
(Francisco Coloane, El témpano de Kanasaka)

The_Iceberg_Frederic Edwin Church 
                                            Frederic Edwin Church, El témpano

-¿ Qué piensa usted de eso?- le pregunté.
Hurliguerly miró con atención; y como la goleta, impulsada por la brisa, se aproximaba a la masa, era más fácil acertar.
-En mi opinión, señor Jeorling- respondió el contramaestre,- eso que vemos no es una ballena, ni un resto de un buque, sino simplemente un témpano de hielo...
-¡ Un témpano de hielo!- exclamé.
-Hurliguerly no se equivoca- afirmó Jem West- Se trata de un pedazo de hielo que las corrientes han arrastrado...
-¿Hasta el paralelo cuarenta y cinco? repuse.- ¿Cómo es posible?
-Se ve con frecuencia- añadió el segundo,- y los hielos llegan a veces hasta el paso del cabo, a creer a un navegante francés, el capitán Blosseville, que lo encontró a la altura en 1828.
-Entonces éste no puede tardar en fundirse- dije yo bastante asombrado de que West me hubiese honrado con tan larga respuesta.
(Julio Verne, La esfinge de los hielos)

tempano a la deriva 
                           Témpano a la deriva

1º de enero de 1828.-Este día nos encontramos rodeados completamente por los hielos, y nuestras perspectivas parecían en realidad muy tristes. Un fuerte vendaval sopló durante toda la mañana, procedente del nordeste, y lanzó contra el timón y la bovedilla grandes témpanos con tal violencia, que todos temblábamos por las consecuencias. Al anochecer, cuando el vendaval soplaba aún con furia, un gran banco de hielo se rompió frente a nosotros y pudimos, haciendo fuerza de vela, abrirnos paso entre los pedazos más pequeños hasta más allá del mar abierto. Mientras nos acercábamos a este lugar. fuimos arriando gradualmente las velas y, cuando al fin nos vimos libres, nos pusimos al pairo con una sola vela de trinquete con rizos.
(Edgar Allan Poe, Las aventuras de Arthur Gordon Pym)

I.E.C. Rasmussen velero entre los témpanos
I.E.C. Radmussen, Velero entre los hielos
                
Durante los tres primeros días, Jack luchó con todas sus fuerzas por que la fragata siguiera navegando hacia el suroeste en contra del viento hasta los sesenta grados de longitud, mientras todos temblaban porque el hielo cubría la cubierta y toda la jarcia, incluidas las vergas, las velas, los cabos y los motones, y porque la espuma que llegaba hasta ellos era extremadamente fría. Quería que siguiera ese rumbo, a pesar de que había peligro de que chocara con algún témpano durante la noche, porque tenía la esperanza de que mucho más al sur el viento cambiaría. El viento cambió, pero arreció y roló al oeste, y a causa de ello, las enormes olas que se movían hacia el este aumentaron mucho más, y entre sus blancas crestas, separadas un cuarto de milla, el mar verde grisáceo formaba profundos senos. Lo único que la fragata podía hacer era estar en facha, y un día, un día espantoso en que la superficie del mar se había convertido en un conjunto de gigantescas olas y profundos senos y el aire estaba casi saturado de espuma, tuvo que dejarse arrastrar por el viento y retrocedió buena parte de la distancia que había recorrido.

(Patrick O'Brian, La costa más lejana del mundo)

PamparumboaOrcadas-julio martinez vasquez 
Julio Martínez Vásquez, El Pampa hacia las Orcadas

Antes habra visto icebergs ya formados, pero nunca en la escala que se presentaban allí. En los enormes acantilados helados, de trescientos metros de altura, aparecían repentinamente grietas. Una enorme sección de ellos se desprendía, cayendo y girando lentamente. Cuando se aplastaban contra el agua, se levantaba ésta formando grandes fuentes, que se extendían a su alrededor. Las aguas desplazadas retrocedían en rompientes, que chocaban entre sí formando tremendas salpicaduras, mientras un témpano de hielo tan grande como una isla pequeña daba vueltas y se precipitaba en el abismo hasta que recobraba el equilibrio. Doscientos kilómetros arriba y abajo, la costa que veíamos presentaba el mismo aspecto. Con mucha frecuencia a un témpano de hielo no le daba tiempo a flotar, porque otro se había desprendido ya y caído sobre él. Los desprendimientos eran tan colosales que se comprendían difícilmente. Sólo por la aparente lentitud de las caídas y por la forma en que los enormes chorros de agua parecían suspendidos en el aire - la paz majestuosa de todo ello -, éramos capaces de contar la grandeza de lo que estábamos viendo.
(John Wyndham, Kraken acecha)

 
                  
david rosenthal tempano en la niebla
David Rosenthal, Témpano en la niebla

Hasta el 20 de Junio hice excelentes progresos en mi viaje hacia el sur y el oeste, el tiempo era generalmente excelente, algunas veces viendo sobre los témpanos algunos cadáveres de osos, otras veces hallaba manadas de morsas muertas y vivas, cuadrilla tras cuadrilla de pingüinos, etc., es decir, toda la gama de animales árticos, y fue hacia la medianoche del 29 de Junio, cuando hallándome sobre un témpano mirando hacia el sol vieron mis ojos algo, allá en la lejanía, hacia el sur, al través del mar de témpanos, eran los mástiles de un barco.
¿Era un barco real o una visión fantasmal? Ambos eran lo mismo para mí; que se tratase de realidad podía creerlo difícilmente, pero semejante visión hizo latir aceleradamente mi corazón como si fuera a morir y blandiendo suavemente los canaletes junto a mi cabeza, caí de rodillas y luego tan largo como soy.
(M. P. Shield, La nube purpúrea)

 


Gorov, Zhukov y el marinero Semichastny treparon al puente y se volvieron hacia babor. El mar no estaba en calma, pero tampoco tan embravecido como cuando emergieron unas horas antes para recibir el mensaje del Ministerio de Marina. El iceberg se encontraba un poco a babor y los resguardada parcialmente de las olas y los vientos de la tormenta.
No podían ver aún el témpano, aunque las imágenes de radar y de sonar les indicaron que era gigantesco, tanto por arriba del agua como en la parte sumergida. Estaban apenas a cincuenta o sesenta metros del objetivo, pero la oscuridad resultaba impenetrable. Tan sólo la intuición le indicaba a Gorov que algo gigantesco se cernía cerca de ellos, y la certeza de estar a la sombra de un coloso invisible fue una de las sensaciones más aterradoras y desconcertantes que hubiera experimentado alguna vez.
(Dean Koontz, Atrapados en el hielo)






Alfred memelik, tempano a estribor
                           Alfred Memelik, Témpano a Estribor

El sueño va sobre el tiempo
flotando como un velero.
Nadie puede abrir semillas 
en el corazón del sueño.
¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!
(Federico García Lorca)

Sunday, June 27, 2021

Invierno

El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste. El solsticio de invierno tiene lugar entre el 20 y el 23 de junio en el hemisferio sur.


Lev Kamenev - Winter Road (1)
Lev Kamenev, Camino de invierno

Camino de invierno
Aleksandr S. Pushkin

A través de la bruma ondulada
se mueve lento la luna,
en el campo triste
triste ilumina solitario un rayo de luz.

En el camino invernal, añorante,
El trineo suavemente se desliza.
Las campanillas monótonas
Cansadamente repican.

Algo de casa se escucha
En largas canciones del cochero:
Ya el jolgorio atrevido,
Ya la tristeza del corazón.

Ni fuego, ni choza negra …
Tierra vacía y nieve … hacia mí
Sólo señales espaciadas
Salen solas a mi encuentro.

 

2014-23-12-winter-monet
Claude Monet, Invierno

Sol de invierno
Antonio Machado

Es mediodía. Un parque.
Invierno. Blancas sendas;
simétricos montículos
y ramas esqueléticas.
Bajo el invernadero,
naranjos en maceta,
y en su tonel, pintado
de verde, la palmera.
Un viejecillo dice,
para su capa vieja:
«¡El sol, esta hermosura
de sol!...» Los niños juegan.
El agua de la fuente
resbala, corre y sueña
lamiendo, casi muda,
la verdinosa piedra.

Russian-Winter-painting-winter-536869_500_359

Nieve
Nicolás Guillén

Como la nieve cae aquí,
nieva también dentro de mí.
(Verlaine con nieve, ¿no es así?)
De ti me acuerdo ya sin ti.

¿A qué llorar, me digo yo,
por quien no llora ni lloró?
Si estuve escrito, me borró,
si ardí un instante, me apagó.

Caiga la nieve, está muy bien.
Mas no por eso va Guillén
a entristecerse si no hay quien
del mismo mal muera también.

Literatura, en realidad,
nimia de toda nimiedad.
¿Que está nevando en la ciudad?
Al fin y al cabo es la verdad.


24466
Troika en invierno

Poema de invierno (fragmento)
Jorge Teillier

El invierno trae caballos blancos que resbalan
en la helada.
Han encendido fuego para defender los huertos
de la bruja blanca de la helada.
Entre la blanca humareda se agita el cuidador.
El perro entumecido amenaza desde su caseta
al témpano flotante de la luna.





il_570xN.518151152_94ab
Leonid Afremov, Calle en invierno






Invierno
Vicente Huidobro
Hiroshige_People_walking_through_snowy_hills
Hiroshige, Gente caminando en la nieve

La rubia agreste
De los ojos trizados
Muerta esta mañana
El invierno pasaba por las calles
Aquel árbol frágil
guarda todas las lluvias
Estrellas prisioneras
Iban
Hacia las frías celdas
Esta llovizna
Humedece mis pupilas
En un tiempo
los pájaron cantaron
Y cogieron nuestras manos
Las flores que crecían sobre el río
Hay Una Luz
Que Nos Sostiene Del Vacío.

¿La nieve que cae 
es otra
este año?
(Basho)

No hay cielo ni tierra
Sólo nieve
que cae eternamente
(Hashin)

Ventisca helada
en la cara de la gente,
hinchada
(Bashô)



konstantin razumov
Konstantin Razumov
Canción de invierno
Juan Ramón Jimenez

¿Dónde cantan los pájaros que cantan?
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada...
los pájaros -cantan, cantan-
los pájaros que cantan.
Cantan. Cantan.
Ha llovido. Aún las ramas
No tengo pájaros en jaulas.
Yo no sé dónde cantan.

 

Friday, June 25, 2021

Iraníes

Irán (Persia) fue siempre un país destacado por la excelencia de sus artistas, pero los problemas políticos sufridos en los últimos siglos han limitado su desarrollo. 

darroudi



Iran Darroudi (1936) es una de las pintoras iraníes contemporáneas más importantes. Estudió en la Ecole Superier des Beaux-Arts en Paris, historia del arte en la École du Louvre en Paris y pintura en vidrio en la Royal Academy de Bruselas.




Cornish-cliff-top-soraya french



Soraya French (1957) nacida en Teherán, es una artista iraní muy versátil que trabaja con acuarela, óleo, pastel y acrílico. Es miembro de la Sociedad de Pintores Florales.




hosseini





Mansooreh Hosseini (1926 – 2012) fue una artista iraní pionera en el arte moderno de su país. Estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Teherán y en la Academia de Bellas Artes de Roma. Fue miembro Permanente de la Academia de Artes de la República de Irán.






retrato de Suri Leyly



Leyly Matine-Daftary (1937 – 2007) fue una artista modernista iraní. Realizó sus estudios elementales en Teherán y luego asistió al Cheltenham Ladies' College. Obtuvo un grado académico en Bellas Artes en la Slade School of Fine Art antes de regresar a Teherán.











Noreen Motamed es una pintora iraní-estadounidense. Nació en Abadan y estudió en la Universidad de Teherán y en la Universidad de Alzahra. 













Maryam Hashemi es una pintora iraní que vive en Londres. Estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Azad. Es una pintora figurativa y trabaja con el realismo mágico.




Tuesday, June 22, 2021

Egipcias





No hay evidencia de que existieran pintoras en el Antiguo Egipto, porque los artistas rara vez ponían su nombre y las obras eran generalmente colectivas. Pero si había mujeres escribas, médicos, administradoras y músicas, entre otras, ¿por que no podría haber pintoras?















Safinaz Hanim Zulfikar (5 de septiembre de 1921 - 16 de octubre de 1988) pintora egipcia (Reina consorte de Egipto con el nombre de Farida).















Inji Aflatoun (16 de abril de 1924 – 17 de abril de 1989) fue una pintora y activista egipcia, pionera del arte egipcio moderno.














Effat Nagy (5 de abril de 1905 – 4 de octubre de 1994) fue una artista egipcia.






Si mi amado se marchara y olvidara mi amor, 
mi corazón se detendría.
Los dulces y los perfumes se convertirían en sal.
Los licores más agradables serían hiel en mi boca.
Solo el soplo de su nariz es lo que hace vivir mi corazón.
Ojalá que Amón me lo de para siempre.
(Anónimo, siglo XI a.de C.)






Tahia Halim (9 de septiembre de 1919 – 24 de mayo de 2003) fue una pintora egipcia. Pionera del Movimiento Expresivo Moderno. Gran parte de su trabajo se relaciona con la cultura nubia.



















Hend Kheera (1981) es una pintora egipcia y una de las líderes del arte callejero.










Extraño corazón
Gamila El Alaily, (1907 - 1991) poeta egipcia

Oh Dios, mi corazón está terrible, ¿cómo puedo recuperarlo?
Quién puede silenciar y calmar mi corazón?
El ruido de su arrogancia me ensordece,
Hubiera hablado con él si no fuese tan presumido.
El amor ha convertido mi corazón en algo extraño.
El amor puro, ¿quién sabe como es?
Este problema me ha dejado asombrada
y no puedo ocultar mis temores amorosos.
Pido a Dios que me diga,
¿Vive mi corazón o debo lamentar su muerte?




Mariam Abdel Aleem (28 de diciembre de 1930 – 26 de abril de 2010) fue una artista egipcia y profesora de arte.












Amina Salem es una joven artista egipcia.